martes, 17 de septiembre de 2013

Novedades Septiembre


Editorial Origami presenta
sus novedades de Septiembre


Alejandro y la gorra del tiempo
(Víctor R. Alfaro)



Editorial Origami le presenta una apuesta importante por la literatura infatil con la obra Alejandro y la gorra del tiempo, que trata un tema olvidado en la literatura infantil como es la guerra civil española. La obra creemos que es adecuada para alumnos entre 10 y 14 años, y puede ayudar en la adquisición de las competencias: comunicación lingüistica, tratamiento de la información y social y ciudadana.
El autor de la obra es Víctor R. Alfaro, nombre con gran experiencia en la comunicación radiofónica en el ámbito infantil. Dirige actualmente el programa DiverClub, con gran audiencia, en RadioSol XXI.

Ian Gibson sobre el libro: "Es una buena manera de enseñar historia contemporánea".


Todo lo que sé del viento
(Ángel Fernández Fernández)


Todo lo que sé del viento es una patada en el corazón, un grito que se da cuando todo está en silencio, un pájaro.

Por sus versos desfilan niñas solas, madres tempranas y soledades que se muestran con el descaro que, a veces, no tienen las caricias. Pero también se nos ofrece la sangre del poeta corriendo coagulada hacia el lector, como un antídoto frente al miedo que provoca su propia inexistencia.


Las gafas de Allen
(Luis García Gil)


Este libro es un acto, no una secuencia. Un largo sueño improvisado que igual que la poesía lírica originaria cantada con la lira, se apresta a rescatar al gigante desplomado en la acera y a base de fotogramas de vida, encender el proyector, y en el trazo que marca la circunstancia llorar en B/N, mientras las imágenes vistas desdicen todas las palabras anteriores y se postulan como nuevas y declaradamente indefinidas, imprecisas, vagas y sugerentes como muslos morenos, hombros desnudos, manos tibias y ojos ardientes, porque sin duda este libro vuelve a proponer como Housman que la poesía sea algo que sintamos con la carne y con  la sangre.


No hay tiempo para libros
(David González)


Mundo posible con vida inteligente, No hay tiempo para libros es una construcción autónoma, autocrítica, un rito de paso no en un sentido iniciático, sino de transición. David González parece prepararse para algo, se conjura para una metamorfosis dentro del universo que levanta de la nada en cada poema, se arma para seguir adelante, hacia la desesperación, hacia el acabamiento, hacia la verdad que más duele, pero siempre adelante, porque eso es la poesía, eso es la vida.


¿Para qué sirve el frío?
(Julia Conejo Alonso)


¿Para qué sirve el frío? nos brinda un recorrido a través de los resquicios de lo cotidiano que nos permiten vislumbrar otra realidad, la más íntima, de la poeta: la de una soledad irreductible que es al mismo tiempo libertad absoluta, único espacio desde el que es posible construir el discurso poético.


El sexo de la risa
(Irene X)


Imagina una carcajada diez segundos antes de llorar. Un abrazo por la espalda cuando no quieres volver a casa. Una mano que aparece al cruzar el pasillo a oscuras. Un aterrizaje sobre otro aterrizaje.
 
Imagina un pájaro en mano abierta. Y ciento sabiendo a dónde vuelan.

Imagina no tener que haber muerto para contar que has vivido. Un jardín lleno de flores como metáfora de un cementerio. Lolita excitando a Penélope. Rapunzel tirando la trenza al vacío tras cortársela.

Imagina redefinir el orgasmo
y suplicar que no paren
hasta que te rías.



Próximas novedades de Octubre

jueves, 12 de septiembre de 2013

Lectura Origami en Madrid el 21 de septiembre


El próximo sábado 21 de septiembre, a las 18:30 horas 
en Los Diablos Azules (C/ Apocada, 6, Madrid)
 tendrá lugar una lectura de los siguientes autores de Origami:

José Ángel Barrueco
Vicente Muñoz Álvarez
Felipe Zapico
Adriana Bañares
Jorge Barco
Alfonso Xen Rabanal
David González
Ángel Fernández Fernández
Luis Miguel Rabanal
Jorge M. Molinero

Presentados por Antonio Huerta.

Cartel: Julia D. Velázquez


martes, 20 de agosto de 2013

BookTrailer de "Alejandro y la gorra del tiempo" de Víctor R. Alfaro

Presentación de "A la que falta" de Luis Miguel Rabanal


El próximo jueves 29 de agosto a las 20:00 horas
en el Salón de cultura de Riello (León)
tendrá lugar la presentación de
A la que falta
el nuevo poemario de
Luis Miguel Rabanal
editado por Origami.

Presenta Félix Fernández

Cartel de Julia D Velázquez


domingo, 2 de junio de 2013

Muy pronto: "El bañador eléctrico" de Rafa Pontes


Muy pronto en Origami
El bañador eléctrico
de Rafa Pontes

con prólogo de
Juan Antonio González Iglesias




viernes, 17 de mayo de 2013

Bases del II Premio de Poesía Origami


Os presentamos las bases del II Premio de Poesía Origami. La mayor novedad este año es que el premio consta de dos modalidades, una sin límite de edad y otra para poetas hasta 35 años.

El plazo de presentación es del 20 de mayo al 20 de agosto de 2013. Y los envíos sólo por e-mail.

Aquí las bases completas:



BASES
DEL II PREMIO DE POESÍA ORIGAMI
y I PREMIO DE POESÍA JOVEN ORIGAMI

1. Podrán participar todos los poetas mayores de edad y residentes en España.

2. El poemario debe ser original e inédito, escrito en castellano, y con una extensión mínima de 400 versos. La temática y forma son libres.

3. Para garantizar el anonimato, los manuscritos no deberán reflejar ningún dato personal, tan solo el título. Tampoco se permitirán las obras firmadas con pseudónimo.

4. El plazo de presentación comienza el 20 de mayo de 2013 y finaliza el 20 de agosto de 2013.

5. Las obras se presentarán exclusivamente por e-mail, atendiendo a las siguientes indicaciones:
• Se deberá enviar a la dirección premio@editorialorigami.com.
• El formato de las obras tiene que ser DOC o PDF.
• El asunto debe ser: Premio de Poesía Origami.
• Se deben adjuntar dos ficheros: El primer fichero contendrá la obra que se presenta a concurso, y el nombre debe coincidir con el título del poemario. El segundo fichero será la plica, y el nombre del  archivo debe ser la palabra “Plica” seguida del título del poemario.
• En la plica se debe incluir: Nombre y apellidos, fecha de nacimiento, DNI, dirección postal, e-mail, teléfono de contacto, y breve nota bio-bibliográfica.
• Las obras que no cumplan los anteriores requisitos serán eliminadas.

6. Con el fin de potenciar la creación joven, el premio constará de dos modalidades:
• Modalidad A. II Premio de Poesía Origami: Para autores sin límite de edad.
• Modalidad B. I Premio de Poesía Joven Origami: Para autores cuyas edades estén comprendidas entre los 18 y los 35 años al finalizar el plazo de admisión de obras.

7. Los autores de hasta 35 años deberán hacerlo constar en la primera página del poemario, incluyendo la indicación MODALIDAD B, para poder optar también a esta modalidad.

8. El premio para cada una de las modalidades consistirá en la publicación de la obra ganadora en Editorial Origami, dentro de la colección poética “La casa del pintor”, en formato impreso, la entrega de veinte ejemplares al autor en concepto de pago de derechos de autor, y un lote de libros editados por Origami.

9. El jurado estará compuesto por Luna Miguel, Julia Conejo Alonso y Jorge Barco. También podrá participar con voz pero sin voto, un miembro de la Editorial Origami.

10. El premio podrá declararse desierto en una o ambas modalidades.

11. El fallo del jurado se dará a conocer antes del 15 de octubre de 2013.

12. Los libros ganadores serán publicados por la Editorial Origami en noviembre de 2013.

13. Los autores se comprometen a que las obras presentadas son de su autoría, y serán los únicos responsables ante cualquier tipo de conflicto.

14. Cualquier interpretación de las bases queda a juicio del jurado.

Editorial Origami
www.editorialorigami.com


Pueden descargar las bases en PDF pulsando AQUÍ

--------------------------

I Premio de Poesía Origami (2012)

Horas de lobo, de Jacob Iglesias

sábado, 11 de mayo de 2013

Julio César Álvarez entrevistado en ileon.com




Julio César Álvarez firma este sábado en la Feria del Libro de León ejemplares de su tercera novela, 'Luz fría'.


Un hombre resbala al salir de la bañera de su casa. Cae sobre el suelo y allí permanecerá hasta que alguien acuda a buscarle. Se queda solo, con sus pensamientos. Mientras el tiempo transcurre para el resto de la ciudad como cualquier otro día, él comienza a hacer balance de lo que ha sido su vida. Este es el punto de partida de 'Luz fría' (Origami), la tercera novela de Julio César Álvarez, que este sábado estará en la Feria del Libro de León para firmar ejemplares.
La pregunta que se hará el lector parece inevitable: "¿Cuánto tardarían en ir a buscarme a mí si me caigo en el baño?"
Sí, las buenas historias crean empatía, que tú te veas reflejado en lo que te cuentan y sí, la pregunta que se harán es lo que tardarían en ir a buscarles a ellos, quién tienen ahí, quién les echaría en falta... Esta pregunta resulta muy propia de sociedades burguesas, pero bueno, nos ha tocado vivir en una sociedad de este tipo.
"La velocidad de nuestro tiempo está haciendo que nos olvidemos de nuestro cuerpo"
El hombre sufre una fuerte caída, pero da la sensación de que no se esfuerza tan siquiera por arrastrarse y buscar ayuda.
Es parte de la ficción, pero lo que refleja es que este personaje de algún modo inconsciente quiere hacer balance de lo que ha sido su vida y de lo que tiene en este momento, así que la excusa es caerse.
Se ve obligado a encontrarse consigo mismo. ¿Reflexionamos poco sobre nuestras vidas?
El fluir del tiempo es tan veloz que nos paramos muy poco. Por eso la historia la llevé a un terreno perceptivo: suciedad, limpieza, contrastes visuales y auditivos... Cuando uno pasa mucho tiempo inmóvil, una de las cosas con las que vuelve a reencontrarse es con sus percepciones. Toda la velocidad de nuestro tiempo está haciendo que nos olvidemos de nuestro cuerpo, de lo que vemos, de lo que olemos y de lo que oímos.
¿Qué pretendes representar en esta bañera?
Uno no sabe muy bien ni por qué cuenta una historia y no otra, pero siempre hay un relato que representa mejor su tiempo. Un autor habla de sí mismo y luego, por defecto, de todos los demás. ¿No nos sentimos un poco todos después de este golpe económico, como en el suelo, que muchas de nuestras ilusiones se han caído, que luego nos ayuda quien menos lo esperamos? Esta historia resume probablemente mi percepción de muchas cosas que ocurren a mí alrededor, y lo curioso es que al lector le ocurre lo mismo.
¿En quién te has inspirado para elaborar el personaje?
Creo que todos los personaje de una novela son aspectos de uno mismo. Todos tenemos partes más maduras, más valientes más ingenuas, una parte que se fija en tonterías... todo eso se combina. Si ya es muy dificil conocerse a uno mismo imagínate a los demás.
"Sería un poco hipócrita ofrecer historias demasiado dulces"
Ahora, en crisis, ¿tenemos más riesgos de caernos en la bañera?
Entre que acabé el libro y se publicó se produjeron en la ciudad varios casos de señora muertas que aparecieron en sus pisos sin que durante varios días nadie fuese a buscarlas. El arte a veces se adelanta a los hechos. La caída es una buena metáfora de lo que está pasando con nosotros. ¿Qué pasa en esta sociedad para que haya perssonas que puedan pasar varios días muertas sin que los demás se enteren? ¿En qué sociedad vivimos? Esto hace 50 años simplemente no hubiera ocurrido. Esta sociedad, con todos sus avances tecnológicos, con todo su internet... no nos está acercando más a los demás, quizás nos está dejando más solos y una caída en el baño es el detonante que puede recordarnos que estamos muy solos.
¿Cómo escritor crees que tienes alguna responsabilidad en esta sociedad?
En el fondo uno solo cuenta historias, pero es verdad que uno sí tiene cierto compromiso. Uno vive en un mundo, en una sociedad que va bien o mal, en este caso va cada vez peor... Sería un poco hipócrita ofrecer historias demasiado dulces. La literatura que a mí me gusta representa la realidad que yo veo y evidentemente es bastante agridulce. Hay momentos buenos pero también hay momentos bastante malos. Esa tendencia que hay en muchos lectores de buscar una historia agradable es una huida, pero huir de la realidad no ayuda. Eso es como no querer aceptar las cosas y solo cuando uno acepta las cosas puede mejorarlas.
Huimos de los problemas y, en ocasiones, de nosotros mismos como había hecho el protagonista del libro, ¿no?
Eses hombre que se cae en el baño, probablemente, aunque no lo parezca está haciendo un acto de valentía. Esta crisis ha tenido muchas cosas negativas pero una positiva ha sido que nos hemos vuelto a reencontrar con nosotros mismos.
Julio César firmará ejemplares este sábado en la carpa de la Feria del Libro (Plaza de San Marcelo) a las 17 horas.
Fuente ileon.com: http://www.ileon.com/cultura/libros/028297/una-caida-en-el-bano-es-el-detonante-que-puede-recordarnos-que-estamos-muy-solos